La escritora Cuca Canals conoce a nuestros alumnos de 1º ESO

La escritora Cuca Canals conoce a nuestros alumnos de 1º ESO

Participaron 80 alumnos conectados por videoconferencia con la autora barcelonesa.

Los jóvenes lectores de 1º de ESO del IES Nuestra Señora de Los Remedios de Ubrique (Cádiz) tuvieron el pasado jueves 13 de mayo la ocasión de departir con la escritora barcelonesa Cuca Canals, durante un encuentro de una hora marcado por una intensa y provechosa participación.

Los alumnos de 1º de ESO, de entre doce y trece años, aprovecharon la ocasión que les brindó la autora, conectada en su domicilio barcelonés, para satisfacer su curiosidad tras la lectura de los tres primeros títulos (en algunos casos, cuatro) de una serie novelística que ya va por la octava entrega, inspirada en los relatos (los protagonizados por el detective Arsenio Lupin, entre otros) de Edgar Allan Poe, agrupada bajo el título genérico de El joven Poe, y que de modo inminente -anunció Cuca Canals- se cerrará con una última entrega.

Una breve presentación del acto, a cargo del profesor de Lengua y Literatura Juan Aguilera, dio paso (previamente al coloquio posterior) a una primera intervención de Cuca Canals, quien desglosó su carrera como escritora: tras pasar por el mundo de la publicidad -es licenciada en Ciencias de la Información de la Universidad Autónoma de Barcelona-, se refirió a cómo se le presentó la oportunidad de dar los primeros pasos para adentrarse profesionalmente en la actividad que más le atrae -aparte de su pasión por la pintura-, contar historias, terreno en el que compagina la escritura de guiones de cine con la de novelas, primero para adultos y actualmente en el ámbito de la literatura infantil, donde confesó sentirse muy cómoda porque le permite sin cortapisas el vuelo de su rica imaginación.

Como guionista ha escrito ocho guiones y ha colaborado estrechamente con el director de cine Bigas Luna, por una de cuyas películas, La camarera del Titanic, obtuvo el Goya al Mejor Guion en el año 1997, galardón del que la escritora dijo sentirse más satisfecha, y que mostró a los alumnos en un momento del encuentro.

De entre sus cuatro novelas para adultos, resaltó la de mayor éxito Berta, la larga (1996), traducida a las principales lenguas europeas.

Como autora de literatura para jóvenes, destacó y recomendó un título por el que siente especial cariño, La profesora que hacía faltas de “hortografía”, y su última narración, El asesino de los ositos de peluche (Edebé), con la que inauguró una nueva serie, en la que los protagonistas encarnan la figura de destacados filósofos transformados en niños detectives. Entre estos dos títulos, hace seis años, inició la escritura de las ocho novelas de El joven Poe,serie inspirada en cuentos del escritor norteamericano, cuyo descubrimiento- según explicó- le llegó a los once años con la emisión de la serie televisiva Historias para no dormir, y al que se refirió como “genial inventor de subgéneros tan modernos como el policíaco y el de terror”.

La preguntas de los alumnos, cuya intervención coordinó Juan Aguilera con la colaboración de los distintos profesores (Ana Torres, Rebeca Avelino y Pedro Bohórquez) que acompañaban a los cuatro grupos de 1º en sus aulas respectivas, versaron sobre las cuestiones más variadas y se sucedieron espontánea e ininterrumpidamente, sin apenas dar tregua a la autora durante el acto. Los alumnos se interesaron, entre otras cuestiones, por los motivos que la habían llevado a escribir historias de terror (explicó que “ayudan a enfrentarse a los miedos reales”); sus fuentes de inspiración como escritora (que, fiel a su primera vocación de pintora, dijo no solo seguir modelos literarios, como el Premio Nobel Gabriel García Márquez, sino que “se inspira en determinados cuadros que le gustan, a partir de cuya observación imagina historias”); el por qué de la elección del joven Poe como protagonista (la inteligencia y genialidad del escritor norteamericano y su difícil infancia le llevó a concebir e imaginar a Poe niño “como un ser con un carisma especial y raro”, explicó); cuánto de imaginado y cuánto de real ponía en las historias del pequeño Poe (“parto de datos comprobados y documentados pero imagino el resto”); qué personajes le costaban más trabajo construir (“los malvados, por supuesto”); o sus hábitos de escritura y otros asuntos relacionados con la invención de historias y el oficio de escribir que hicieron que el tiempo se volatizase.

La autora catalana, satisfecha con el interés que sus jóvenes lectores ubriqueños mostraron, concluyó con dos recomendaciones: que leyeran más adelante al Poe original y procuraran dedicarse a aquello que más les guste en una apuesta por “luchar por la felicidad en sus vidas”.

El acto, inserto en el plan de actividades complementarias del Departamento de Lengua y Literatura, en el que se procura que en cada nivel el alumnado tenga un encuentro con algún autor de los que han leído durante el curso, ha contado con la colaboración de la editorial Edebé.

Texto: Pedro Bohórquez / Fotos: Juan Aguilera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.